How could you kill a child?

Daniel Tachira

Daniel is outraged. He’s exhausted, sad, shocked.
He does not weigh the consequences and he takes off his shirt. With his hands, he takes some of Kluivert Roa’s blood – that was left in the street – and smears it on his chest. He goes to the Bolivarian National Police line and asks the question that we, 30 million Venezuelans, are asking today: “How could you kill a 14 year old child?”

Daniel flooded social networking with that image. Many got confused and thought he was Kluivert’s brother. He is not his genetic brother, but Daniel calls him “my Venezuelan brother.”

I believe that on February 24, we all became Kluivert’s family. We all became his mom, his dad, his brother or his scout partner. But Daniel had an advantage: he was there when Kluivert was assassinated. And he is not afraid to tell what he witnessed.

This is our conversation, on the evening of the same day, February 24, 2015:

Daniel: “Since the morning hours, there was a protest as usual. This time, the Catholic University of Táchira took to the streets in protest, what we normally protest every day: scarcity and many other things.

Suddenly, there is a thrust by the Bolivarian National Police. Kluivert was leaving his school – the Agustín Codazzi, located a few blocks from the Catholic University – and he was heading home. He was not involved in the protest, he was just passing by that area because it was his normal way home.

When the onslaught comes, Kluivert does not know what to do and he hides under a car. At this moment, he is detected by an official of the Bolivarian National Police, who pulls him out from under the car where he was hiding, gives him a blow on the head and shoots him. The boy was killed instantly and the Bolivarian National Policeman fled immediately after having shot him.”

Andreina: Just to clarify, confirm and reconfirm: You saw when the officer of the Bolivarian National Police shot 14-year old Kluivert Roa in the head?

Daniel: “Yes, ma’am. I confirm.”

Andreina: Did you see it with your own eyes? You’re not making things up. Nobody told you …

Daniel: “No, nobody is making it up. Nobody told me. I was right there. Also, there are all the videos and the companions at the Catholic University of Táchira that can re-affirm the information I’m giving you. ”

Andreina: Just today we heard the testimony of Ramón Cabeza, who is the Chief of Public Safety of the Governorate of Tachira. And he somehow suggested that the young Kluivert Roa had taken refuge under a car and was hit by a random bullet. How can these two very different versions be evaluated… yours and his?

Daniel: “For the state, there will always be an excuse that nobody is guilty. There will always be a reason to justify something, a reason by which they wash their hands from their crimes. I do not think a random shot might reach the head, point blank, and be able to cross the boy’s head and his brains get scattered in the street. To me, it does not appear like a random bullet”

Andreína: What happened next? What did the officer who shot him do? Was there an attempted lynching? What happened next?

Daniel: “Immediately after shooting him, the policeman fled running in the nearest street, towards the governor’s residence street. At that time, a large number of us ran after him.

The officer got on a partner’s motorcycle while another policeman, trying to disperse the entire demonstration, used a hand-held tear gas canister. And then the shooting policeman was taken to the residence of the State Governor.

At that time, I decide to take my hood off, leave the stones aside and go directly to the Governor’s residence, where there was a line of the Bolivarian National Police. I go with Roa‘s blood, that I grabbed at the place where he fell, on my hands and on my chest. And I kneel before them. No, not before them… before Venezuela, demanding that someone comes out to speak, to talk in order to stop this.”

Daniel Tachira 2

Andreína: What did you tell the officials?

Daniel: “Look, I … in the first instance, I expressed to them my pain, all my anger, all my shame, reminding them that this was a 14 year old boy, he was a teenager that had a lot to live for, a boy who may have been their son, their cousin, their brother.

That led many officials to shed a few tears. At the end of the day, we are all human…

I demanded that they send someone to talk and find out what needs to be done because the death of that boy should not go unpunished. And yes, three hours later, a representative of the government of Táchira came out to talk to us.”

 Andreína: Do you think that the death of that 14 year old boy can trigger a social explosion in Venezuela?

Daniel: “Today, February 24th, the history of Venezuela has changed. Because today it was no longer one more student assassinated, today it was no longer one more offender murdered. Today a 14 year old boy was assassinated, a boy who had a million dreams ahead of him.

Yes, I do think that today can trigger a social explosion. Unfortunately, Venezuela must prepare for a social explosion that will come soon. Very soon.”

 Andreína: What is your message for President Nicolas Maduro?

Daniel: “That he resign. It is no secret to anyone that the position of the presidency was too big for him. That no improvement can be seen and that every day, the situation in Venezuela is getting much worse.

To me, a person is more valuable when he is able to admit his mistakes and say “I put my position at your disposal”. I would value him far more than when he keeps damaging a country with lies, with so much vulgarity and baseless arguments. My message is: Mr. Nicolas Maduro, resign, please.”

 Daniel Tachira 3

Interview by Andreina Flores.
Caracas –
San Cristobal. Venezuela
February 24, 2015
@andreina

¿Cómo es posible que ustedes hayan matado a un carajito?

Daniel Tachira

Daniel está indignado.  Está harto, arrecho, triste, conmocionado.
No mide las consecuencias  y  se quita la  camisa. Con sus manos, toma unos trazos de sangre de Kluivert Roa –  esa que quedó en plena calle – y se la unta en el pecho.  Se dirige al piquete de la Policía Nacional Bolivariana y hace la pregunta que 30 millones de venezolanos nos hacemos hoy: “¿Cómo es posible que ustedes hayan matado a un carajito de 14 años?”

Daniel inunda las redes sociales con esa imagen. Muchos  se confunden y creen que es el hermano de Kluivert. No es su hermano genético, pero Daniel lo llama “mi hermano venezolano”.

Creo que el día 24 de febrero, todos nos convertimos en familia de Kluivert. En su mamá, su papá, su hermano o su compañero scout. Pero Daniel nos lleva ventaja: estuvo ahí cuando Kluivert fue asesinado. Y no tiene miedo de contar lo que vio.

Esta es nuestra conversación, en la noche del mismo 24 de febrero de 2015:

Daniel: “Desde las horas de la mañana, se había presentado una manifestación, como ya es habitual. Esta vez, la Universidad Católica del Táchira salió a las calles a protestar, por lo que normalmente se está protestando hoy en día: la escasez y tantas otras cosas.

En esos momentos, hay una arremetida por parte de la Policía Nacional Bolivariana.  Y Kluivert estaba saliendo de su liceo –  el Agustín Codazzi,  ubicado a unas cuantas calles de la Universidad Católica – y se dirigía a su casa.  Él no estaba metido en la protesta, solamente estaba transitando esa zona porque era su camino habitual hacia la casa.

Cuando viene la arremetida, Kluivert no sabe qué hacer y se esconde debajo de un auto. En ese momento, es detectado por un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana, que lo saca de debajo del auto donde se había escondido, le proporciona un golpe en la cabeza y, posteriormente, lo fulmina con un disparo.
El chico quedó muerto al instante y la Policía Nacional Bolivariana se dio a la fuga de inmediato, al haberse dado el disparo.”

Andreina:   Sólo para precisar, confirmar y reconfirmar: ¿Tú viste cuando el funcionario de la Policía Nacional Bolivariana le disparó en la cabeza a Kluivert Roa de 14 años?

Daniel:  “Sí, señora. Lo confirmo.”

Andreina:  ¿Lo viste tú con tus propios ojos? No me lo estás inventando. Nadie te lo contó…

 Daniel: “No, nadie lo está inventando. Nadie me lo contó. Ahí estaba yo presente. Igualmente, están todos los videos y están también los compañeros de la Universidad Católica del Táchira que pueden reafirmar la información que te estoy dando.”

Andreina: Justamente hoy tuvimos oportunidad de escuchar las declaraciones de Ramón Cabeza, quien es el Jefe de Seguridad Ciudadana de la Gobernación del Estado Táchira. Y él, de alguna manera, sugería que el joven Kluivert Roa se había refugiado debajo de un carro y había sido alcanzado por una bala al azar. ¿Cómo se pueden evaluar estas dos versiones tan diferentes… la tuya y la de él?

Daniel:  “Para el Estado, siempre va a haber una razón donde nadie es culpable. Siempre va a haber una razón que lo justifique, una razón en la que ellos se laven las manos.

Yo no creo que un disparo al azar pueda llegar a la cabeza, a quemarropa, que sea capaz de atravesar la cabeza del muchacho y que los sesos hayan quedados regados en la calle. A mí no me parece un disparo al azar.”

Andreína:  ¿Qué sucedió después? ¿Qué hizo el funcionario que disparó? ¿Hubo un intento de linchamiento? ¿Qué sucedió después?

Daniel:  “Inmediatamente después de haber proporcionado el disparo, el policía se dio a la fuga, salió corriendo por la calle más cercana hacia la residencia del gobernador.

En ese momento, una gran cantidad de personas nos fuimos detrás de él.  El funcionario se montó en una de las motos  de un compañero mientras otro policía, tratando de dispersar toda la manifestación,  utilizó una bomba lacrimógena de mano. Y posteriormente, el policía que dio el disparo fue llevado a la residencia del gobernador del Estado.

En ese momento, yo tomo la decisión de quitarme la capucha, dejar las piedras a un lado y voy directamente a la residencia del gobernador, donde estaba un piquete de la Policía Nacional Bolivariana.

Voy con sangre de Roa en mis manos y en mi pecho, que agarré del sitio donde él quedó.  Y me arrodillo ante ellos. No ante ellos… ante Venezuela, exigiendo que salga alguien a hablar, a dialogar para parar esta situación.”

Daniel Tachira 2

Andreína:  ¿Qué les dijiste a los funcionarios?

 Daniel:  “Mira, yo… en una primera instancia, les expresé todo mi dolor, toda mi indignación, toda mi vergüenza, recordándoles que era un chico de 14 años, era un adolescente que tenía mucho por vivir. Que puede ser su hijo, su primo, su hermano.

Eso causó que muchos de los funcionarios soltaran algunas lágrimas. Al fin y al cabo, todos somos humanos…

Les exigí que enviaran a alguien para dialogar y para saber qué se iba a hacer porque la muerte de ese muchacho no podía quedar impune. Y sí, tres horas después , salió un representante de la gobernación del Táchira a dialogar con nosotros.”

Andreína:  ¿Tú crees que la muerte de este muchacho de 14 años, pueda ser un detonante de un estallido social en Venezuela?

 Daniel:  “Hoy, 24 de febrero, cambió la historia. Porque hoy no se asesinó a un estudiante más, hoy no se asesinó a un delincuente más. Hoy se asesinó a un chico de 14 años, un niño que tenía un millón de sueños por delante. Yo creo que hoy sí puede ser un detonante para que se dé un estallido social. Lamentablemente, Venezuela debe prepararse para un estallido social que muy pronto va a venir.”

Andreína: ¿Cuál es tu mensaje para el presidente Nicolás Maduro?

Daniel:  “Que renuncie. Para nadie es un secreto que el cargo le quedó grande. Que no se ha visto ninguna mejora y que día a día, la situación en Venezuela decae mucho.

Para mí, vale más una persona que sea capaz de asumir sus errores y que diga “Pongo mi cargo a la orden”. Vale mucho más eso que seguir dañando a un país con mentiras, con tantas vulgaridades y con argumentos que no tienen base. Mi mensaje es: Señor Nicolás  Maduro, renuncie, por favor.”

Daniel Tachira 3

Entrevista realizada por Andreína Flores
Caracas – San Cristóbal.  Venezuela

24 febrero 2015

@andreina

Carta de Antonietta Ledezma, hija del alcalde Antonio Ledezma

Antonietta Ledezma hija Ledezma

Me despedí de mi papá el 2 de enero como se hizo costumbre para todos los hijos venezolanos que nos toco partir como coloquialmente se dice: “Con el corazón en las manos” y ese miedo que nosotros los venezolanos conocemos muy bien que nos invade de dudas e incertidumbre con preguntas como, “¿Cuándo te voy a volver a ver?, “¿Me prometes que te vas a cuidar?”, “No estés saliendo si no lo tienes que hacer”. Viéndome a los ojos hinchados de llorar me prometió que nos reencontraríamos pronto, aunque muy dentro de mi sabia que ese pronto se convertiría en largos meses jamás pensé que seria la última vez que abrazaría a mi padre en libertad.

Para quienes no lo conocen, Antonio Ledezma, es mucho más que un político que lleva su vida entera dedicado en cuerpo y alma a Venezuela, es un padre de familia y como ninguno. Mi papa nació en San Juan de Los Morros, Edo. Guarico y desde una muy temprana edad siempre sintió una inmensa pasión por la política y el bienestar de todos los que lo rodeaban. Ha dedicado su espíritu a la lucha por Venezuela. Desde muy pequeños mis hermanos y hermanas Mitzy, Vanessa, Oriette, Isabel, Daniela, Victor y yo entendimos que la vida nos había puesto a un padre guerrero, que teníamos que compartir con el país. A lo largo de su trayectoria política, la vida le ha puesto no solo victorias, también derrotas, las cuales jamás llegaron a doblegar su espíritu. Al contrario, a partir de ellas ha logrado ser ese hombre sereno, indetenible, amoroso y dedicado a su trabajo.

Aún recuerdo cuando ganó las elecciones a la Alcaldía Metropolitana. Desde el primer día, la tomo como su propia familia y se hizo responsable por cada uno de los trabajadores de esa institución.Con el compromiso de devolverle las esperanzas a todas esas personas que votaron por el, creyendo en que aun podíamos ser un país demócrata y libre. Tal es su compromiso, que cuando cruelmente Chávez, no le quiso dar los recursos para pagarle a más de miles de trabajadores, inició a sus 54 años de edad, una huelga de hambre en la cede de la OEA de Caracas, exigiendo por los derechos de esas miles de personas privadas de su sueldo. Recuerdo mi madre desesperada, preguntándole ¿Pór qué hacia esto?, que buscáramos otra forma de hacer al gobierno entrar en razón y mi padre con esa serenidad que tanto le caracteriza, respondió, que ese era un acto consultado con su compromiso con los trabajadores y los ciudadanos que votaron creyeron en el, y con su conciencia, en donde buscaba vivir en paz consigo mismo.

Ese es Antonio Ledezma, ese es mi padre. Ese hombre que hoy, Maduro y Cabello pusieron arbitrariamente tras las rejas. Burlándose, una vez más, de todos nosotros los venezolanos. Mi padre fue llevado de su oficina de una manera violenta, y durante horas fuimos sometidos al terror psicológico de no dejarnos saber su ubicación y su estado de salud físico y mental. Ayer, cuando me entere que era trasladado, a la cárcel militar Ramo Verde. En medio de tanta desesperación y dolor me senté a rezar y Dios me dio claridad para entender que esto es parte de su lucha y el compromiso que el tiene con Venezuela. Y hoy, ese compromiso, se hace mío también.

Con esta carta no pretendo que nadie sienta lastima por mi, mi familia, y menos por mi país, yo se que nosotros los venezolanos, somos gente fuerte que estamos viviendo un momento critico en nuestra historia. Hoy quiero dirigirme a todo aquel que tenga un padre, una madre, hermanos o hermanas, que me ayuden y se conviertan, junto a mi, la voz de mi padre. Es nuestro turno de salir a la calle y demostrarle a este gobierno que Ledezma, Leopoldo, Ceballos y ningún preso político esta solo, demostrar que el pueblo venezolano es bravo y se respeta.

Pido a todos los medios internacionales, por favor, no nos dejen solos, y corran la voz, para que el mundo sepa lo que pasa en mi país. Hoy junto a mi luchadora madre y hermanos estamos enfrentando una prueba muy dura, pero NO tenemos miedo. Hoy, más que nunca, estoy orgullosa de decir que soy venezolana y que junto a todos mis hermanos venezolanos en el pais y en el exterior estamos haciendo historia.

POR FAVOR: ALZA LA VOZ, SAL A LA CALLE.
#LiberenAledezma #LiberenALosPresosPoliticos #SOSVenezuela

Antonietta Ledezma

Detenido Antonio Ledezma, alcalde de Caracas

Ledezma

Funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) arrestaron esta tarde al Alcalde Mayor de Caracas, Antonio Ledezma, luego de un allanamiento a su oficina en la Torre Exa del sector El Rosal.

Durante el procedimiento, un grupo de personas intentaron impedir la detención del alcalde, atacando a un funcionario del SEBIN. Otro oficial hizo unos ocho disparos al aire para dispersar a la gente.
Así lo confirmó el Concejal del municipio Chacao, Alfredo Jimenos, quien presenció la escena e incluso contó uno a uno los casquillos de las 8 balas disparadas en el lugar.

El alcalde del municipio El Hatillo, David Smolansky, afirma que Ledezma habría sido trasladado a la sede del SEBIN de Plaza Venezuela. Personalidades de la oposición venezolana, como María Corina Machado, están apostadas a las puertas del organismo intentando obtener más información.

Maria Corina Ledezma

A esta hora, 6 pm, se desconocen las causas de su detención.

@andreina

Caracas, 19 febrero 2015

Entrevista a Raúl Emilio Baduel y El Gato de Aragua desde la cárcel de Tocuyito

Raúl Emilio Baduel Carcel Tocuyito

Una comunicación a escondidas nos conecta con Raúl Emilio Baduel y Alexander Tirado –  alias “El Gato de Aragua” –  ambos considerados presos políticos en Venezuela. De hecho, responden a esta entrevista desde su celda en la cárcel de Tocuyito, estado Carabobo.

Baduel y “El Gato” fueron arrestados por protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro el día 21 de Marzo de 2014. Han denunciado torturas, golpizas, hambre, costillas rotas y un juicio político amañado.

Con este duro expediente, arrancamos con lo que creo debe ser la pregunta más humana:  ¿Cómo se encuentran ustedes físicamente? ¿Cuál es su estado de salud?
Bienvenidos, Raúl Emilio, Alexander…

       Raúl Emilio Baduel: Física y anímicamente nos encontramos mucho mejor de lo que estábamos en aquel infierno llamado Uribana, ya recuperados, bastante recuperados de las lesiones producto del infierno de Uribana. Aquí en la cárcel de Tocuyito., nos encontramos mucho mejor, estamos bajo resguardo y han cesado los maltratos. Y bueno, tenemos la felicidad y el gozo en el corazón de haber hecho lo correcto y estar  haciendo lo correcto. Por eso mantenemos a Dios vivo dentro de nuestra alma y sentimos un infinito orgullo  de ser parte de la historia de los venezolanos de la dignidad.

Andreina:  Justamente yo quería preguntarles sobre esa temporada en la cárcel de Uribana, las noticias que nos daban sus abogados eran terribles: tortura, maltrato físico y psicológico. Pero queríamos escucharlo de ustedes mismos: ¿cómo fue el trato que les dieron en la prisión de Uribana?

        Raúl Emilio Baduel: Desde la misma llegada, desde nuestra llegada al centro penitenciario David Viloria, conocido como Uribana, fueron tiempos difíciles. Primero que todo, la cosa empezó porque fuimos llevados secuestrados de dónde nos encontrábamos en el Centro de Atención al Detenido Alayón, conocido como cárcel de Alayón en Maracay, estado Aragua. Nos sacaron de allí como a las cinco y media de la mañana, engañados, diciendo que íbamos a hablar con un fiscal y desde allí comenzó el tortuoso periodo donde en reiteradas ocasiones vivimos maltratos, tanto físico como psicológico y morales.

        A la llegada del centro de Uribana, fuimos sometidos a un área de reclusión conocida como “aislamiento” donde duramos 22 días. En ese sitio nos servían comida caliente en las manos y nos obligaban a que la echáramos al piso porque no existía otro lugar dónde comer. Era una celda de 2  x 2 metros, donde se anegaban las aguas servidas de las letrinas. Y en reiteradas ocasiones vivimos maltratos por nuestra posición política.

En la noche, continuamente echaban gases lacrimógenos y nos hacían maltratos psicológicos poniendo música a todo volumen con una determinada posición política hacia el oficialismo.

Luego, fuimos llevado a un módulo de máxima seguridad: el Módulo Cuatro. Allí llegamos a vivir hasta con 18 personas en una celda de ocho metros cuadrados, sin ningún tipo de desplace. En ese periodo también hubo momentos y ocasiones de maltrato por parte del propio director del penal, en presencia del propio director del penal.

En ese módulo vivimos como unos siete meses, con una comida bastante precaria. Pienso que la mayor tortura que existía era que vivíamos todo el día y toda la noche con hambre.

Durante una requisa, el señor Julio César Pérez, como director del penal, sometió a la población a hechos de tortura al acostarnos – a las doce del mediodía –  boca abajo sobre el asfalto caliente, quemándose nuestras partes íntimas.
Durante esa requisa, uno de los individuos, al reconocerme, me pateó el lado izquierdo y me produjo una lesión en las costillas. Luego, en el propio tribunal de juicio, yo se la mostré a la juez y al público en la audiencia.

Andreina: ¿Y qué responde Alexander Tirado, “El Gato de Aragua”…?

      Alexander Tirado: En la cárcel de Uribana no fue simplemente el hecho de haber sido golpeado por un bate al cual llamaban  “El Comenalgas”, algo que es totalmente cierto. Tenían otros bates que le decían “Derechos Humanos” y te decían:  “Bueno,  estos son los derechos humanos de aquí”. Aparte de todo lo que fueron los golpes, en una ocasión fuimos amenazados con armas de fuego montadas en la cabeza. También aguantamos  gas lacrimógeno en medio de la madrugada.

     A veces, se acercaba un custodio a darme algo  de comida y me decían: “Bueno échale un poquito más de comida para que la comida lo acompañe, porque ahí se va a podrir el maldito escuálido ese…”

Foto Raul y Gato Uribana                 Alexander Tirado (al frente ) y Raúl Emilio Baduel en la cárcel de Uribana 

Andreina: Justamente tú haces referencias a esa especie de bate de béisbol, con EL que ustedes fueron torturados, que lleva por nombre el “Comenalgas”, nada menos, ¿Qué es el “Comenalgas” exactamente? y ¿Cómo fue utilizado con ustedes?

       Raúl Emilio: Ese instrumento de tortura es parecido a la  herramienta con la que juegan cricket.  Es una tabla sólida, maciza, cuadrada, con una empuñadura más delgada. A manera de burla, le anotaban con marcador “El Comenalgas”.  Al golpear, causaba escaras en la piel.  Como dirían aquí en Venezuela: uno suelta de una vez el cuero.

Andreína: Si ustedes estaban protestando pacíficamente como se ve en los videos que circulan por las redes sociales, entonces ¿por qué se les detiene? ¿Cuáles son las razones de su arresto? Muchos dicen que ustedes estaban moviendo mucha gente en el estado Aragua contra Nicolás Maduro. Y por supuesto, está la tesis de que Raúl Emilio Baduel ha sido arrestado por ser hijo de quién es hijo, de Raúl Isaías Baduel, a quien se le considera un traidor  a Hugo Chávez. ¿Cuáles son las razones para haberlos detenido?

       Raúl Emilio Baduel: La razón principal de nuestra detención es el miedo, Andreina, el miedo de un desgobierno forajido que ha creado un aparato antidemocrático que le teme a la verdad y a las ideas. Llegamos a movilizar durante los carnavales del 2014 a más de cinco mil personas en el estado Aragua, convencidas de que esto merece un cambio. Eso fue lo que conllevó a la detención del Gato y de mi persona: el miedo.

Andreína: Insisto en mi pregunta, ¿Te detuvieron también por ser hijo de Raúl Isaías Baduel?

      Raúl Emilio Baduel: Sí influyó que yo sea hijo del General en Jefe Raúl Isaías Baduel. Pienso que ellos intentan amedrentar a mi padre mediante mi sufrimiento y mediante mi encarcelación. El comisario Carlos Díaz, en Maracay, me llamó por mi nombre y me dijo: “Vente, que ahora te toca a ti”.

     Andreína: ¿Tú has estado en contacto con tu padre, Raúl Isaías Baduel, desde la prisión?, ¿Qué opina él de tu situación?

     Raúl Emilio Baduel: El único contacto que he mantenido con mi padre durante todos estos diez meses de prisión ha sido mediante misivas que nos hemos enviado con familiares directos, con mis hermanos. Mis hermanas me cuentan que, por supuesto, tiene bastante preocupación pero la posición que él siempre me ha manifestado es la de orgullo por mantener mis convicciones más allá de toda la encarcelación y todo el sufrimiento que nos ha puesto a vivir el pseudo-estado forajido al Gato y a mí.

Andreína: Hemos escuchado muchas opiniones que culpan a Raúl Isaías Baduel de haber devuelto a Hugo Chávez al poder en abril de 2002. Y esa misma gente, con ese mismo resentimiento por dentro, considera que es justo que estén presos tanto él como tú. ¿Qué respondes a esa posición?

     Raúl Emilio Baduel: Estas personas, Andreina, pecan a veces en repetir automáticamente una mentira manipulada por algunos pocos de los sectores más radicales de la polarización del país y a veces no comprenden de Raúl Isaías Baduel no salvó a la persona de Hugo Chávez, sino que rescató el hilo constitucional que se rompió en abril del 2002.

     Y eso mismo lo defendió de igual manera en diciembre de 2007 cuando se le opuso a Chávez a la reforma, a su proyecto de reforma constitucional y su posición colaboró a que Hugo Chávez perdiera dicha reforma.

     A veces me decepciona que personas que se hacen llamar demócratas pretendan que un solo ciudadano decida lo que nos corresponde a todos como venezolanos. Raúl Isaías Baduel lleva seis años injustamente cautivo por hacer lo correcto. Y su hijo, diez meses por lo mismo: hacer lo correcto, por defender la democracia, la constitución y las leyes.

Celda de Raúl Emilio Baduel Tocuyito

                 Celda de Raúl Emilio Baduel y El Gato de Aragua en la cárcel de Tocuyito

Andreína: Volviendo al juicio, hemos sido testigos de que la audiencia conclusiva ha sido diferida cuatro veces. ¿Cuál es la razón que la juez Iris Araujo ha dado para eso?

      Alexander Tirado: Lo que argumenta la juez es que en ocasiones le duele la columna, que no hay despacho, que tiene algún problema de salud. En una ocasión dijo que necesitaba ir al banco y nos mantiene privados de libertad.

¿Cuál es la verdadera razón por la cual ellos nos mantienen privados de libertad? Simplemente es porque somos rehenes del Estado, nosotros somos hoy rehenes de una dictadura, esa es la verdad, ese es el motivo. El motivo es que esta gente tiene miedo y en algún momento van a tener que darnos la libertad  y esa libertad corresponderá con una gran libertad de Venezuela.

Andreína: Y ya para finalizar, quería que hiciéramos una especie de ejercicio de imaginación. Si ustedes pudieran hablar  con Nicolás Maduro, así como estamos hablando ustedes y yo… ¿Qué le dirían?

      Raúl Emilio Baduel: Lo primero que le diría a Maduro es lo mismo que le dijo mi padre a Hugo Chávez cuando éste mandó a una persona a ofrecerle el indulto, el cual mi padre rechazó y se negó rotundamente. Yo le diría a Maduro que es un cobarde, no solo por lo que nos ha hecho a nosotros sino porque lo que le ha hecho a todas las personas y a todas las familias víctimas de la represión. Por lo que le ha hecho a todos los presos y perseguidos políticos en Venezuela.

Andreina Flores

Caracas, Venezuela.
2 de febrero de 2015

 

 

 

 

Autorizadas armas de fuego en la represión de manifestaciones

represion-protestas-estudiantes

Sí, ya sabíamos que si salíamos a protestar, nos podían echar plomo…
Sólo que antes era ilegal.
A partir de hoy, el ministerio de la Defensa – que sufre de delirios de grandeza, por lo visto – pasa por encima de la Constitución venezolana y las leyes internacionales para emitir una resolución que autoriza el uso de armas de fuego en el control de manifestaciones de calle.
Como ya es costumbre, el gobierno venezolano se limpia las narices con las hoijtas de la constitución y hace caso omiso del artículo 68:

“Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establece la ley.
SE PROHIBE EL USO DE ARMAS DE FUEGO Y SUSTANCIAS TÓXICAS EN EL CONTROL DE MANIFESTACIONES PACÍFICAS. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público.”

El Ministerio de Defensa elaboró una especie de manual con distintas categorías de respuestas violentas que puede dar un funcionario militar. Un artículo 22 que aún estoy tratando de digerir pero que ya me da escalofríos con sólo leer el nivel 7:

“VIOLENCIA MORTAL: Creación de una situación de riesgo mortal, frente a la cual el funcionario militar aplicará el uso de la fuerza potencialmente mortal BIEN CON EL ARMA DE FUEGO O CON OTRA ARMA POTENCIALMENTE MORTAL.”

Disparen primero y averigüen después

Durante más de 15 años hemos visto al mismo Hugo Chávez y a sus partidarios echar espuma por la boca cuando se habla de El Caracazo. Y con toda razón. Fue un ataque indiscriminado del ejército venezolano contra ciudadanos desarmados. Algunos de ellos, incluso, sin participar del saqueo o las protestas.
¿Por qué emitir ahora una resolución que le dé legalidad a una bala militar contra la gente?
Liliana Ortega, abogada defensora de las víctimas de El Caracazo, opina que Venezuela está cayendo en un penoso retroceso en materia de Derechos Humanos. Califica estas medidas como una receta para atacar al “enemigo interno”, diseñada en las dictaduras de extrema derecha como las de Pinochet y Videla. Algo que – suponíamos – ya estaba descontinuado.

Liliana también nos recuerda algo importantísimo: la responsabilidad por violación de Derechos Humanos es individual. No se vale decir: “Es que a mí me mandaron…”. Ya lo saben, pues.

¿Y qué dice el Defensor del Pueblo?
Pues no mucho. Es que es muy difícil defender al pueblo y al PUESTO al mismo tiempo… Tarek William Saab se ha limitado a declarar que esta medida ha sido pensada para defender tanto a funcionarios como a ciudadanos y que está en total sintonía con el derecho internacional.

En fin… es otra jugada política de posición adelantada. Así como cambiaron los circuitos para las parlamentarias, así como reciclaron a Tibisay en el CNE, así como aprobaron la reelección indefinida con trampa… así ponen en papel un intento de legalizar el asesinato de manifestantes.
Quisiera decir: “Vente, vamos a pelear esto”. Pero honestamente, muchachos, lo que me sale es: “Cuídate que vienen con todo”.

Nuevo manual de violencia de la Fuerza Armada Venezolana

La resolución No. 008610 que ha emitido el Ministerio de la Defensa de Venezuela ha causado conmoción entre los venezolanos por decidir – por encima de la Constitución –  que los funcionarios militares están ahora autorizados a utilizar armas de fuego para controlar protestas de calle.

El artículo 22 de dicha resolución hace una descripción (no muy clara) de los niveles de violencia que pueden suscitarse en una protesta y cómo debe ser la respuesta de un militar. La escala va desde “Intimdación psicológica” hasta “Violencia Mortal”.

Aquí resumimos lo que – en nuestra opinión – es simplemente el nuevo Manual de Violencia de nuestra honorable fuerza armada.

@andreina

Manual-de-violencia FANB